Fenómeno

Tras los destrozos en Florida, el huracán Irma se debilita

El fenómeno bajó a categoría 1 tras ocasionar un gran desastre en las ciudades costeras de EE.UU.

El enorme pero debilitado huracán Irma sacudió la región de la bahía de Tampa en la madrugada de este lunes, tras arrasar gran parte de Florida con vientos que arrancaron techos, enormes inundaciones y cortes de electricidad generalizados.

El Aeropuerto Internacional de Miami (MIA, por sus siglas en inglés), que está cerrado para los vuelos comerciales desde el viernes anunció hoy que la decisión de reanudar su actividad se tomará una vez que se evalúen los daños causados por el huracán Irma.

No están previstos para hoy vuelos comerciales y sólo "algunas aerolíneas" trasladarán por vía aérea personal y tripulaciones con el fin de prepararse para la reanudación del tráfico aéreo, anunciaron las autoridades del aeropuerto en su cuenta de Twitter.

También a esa hora, el ciclón generaba vientos máximos sostenidos de 135 kilómetros por hora, una velocidad menor a la registrada en el boletín previo, emitido tres horas antes, que era de 155 kilómetros por hora.

Por su parte, la oficina de Gestión de Emergencias de Florida informó anoche que los afectados ascienden a 3.484.319 de clientes de las compañías eléctricas en el estado.

El condado que más cortes eléctricos sufrió es Monroe, donde están los Cayos y una parte de la costa del suroeste, con un 83 % de los clientes sin abastecimiento.

Otro de los condados más azotados es Miami-Dade, el más poblado de Florida, con el 81 % del total sin electricidad.

Robert Gould, vicepresidente de una de las empresas suministradoras, Florida Power & Lights, declaró a la cadena ABC News, citada por EFE, que probablemente "llevará semanas" reparar el tendido eléctrico en las zonas afectadas.

"Creo que lo que veremos en la costa oeste es una reconstrucción total de nuestra red eléctrica", subrayó Gould, al agregar que la tarea pendiente es "gigantesca".

El fenómeno fue perdiendo fuerza a medida que se desplazó hacia el norte descargando su mayor potencia destructora en la costa oeste de Florida, donde dejó inundaciones, destrozos y según las autoridades, una "crisis humanitaria" en los Cayos, devastación y la amenaza de peligrosas marejadas.

Las autoridades de Florida ordenaron la evacuación de 6,3 millones de personas ante la llegada del huracán y, aparte del éxodo masivo de residentes que abandonaron el estado, miles acudieron a los refugios habilitados para protegerse del ciclón.

Hasta el momento, sólo se informó de la muerte de tres personas pero se teme que la cifra de aumente una vez las condiciones meteorológicas permitan el trabajo de los equipos de socorro. 

Durante el domingo, el Servicio Meteorológico de Miami se hizo eco de informes sobre vientos de 151 kilómetros por hora en el aeródromo.

Antes de llegar a Florida con categoría 5, el ciclón causó al menos 30 muertes y cuantiosos daños materiales a su paso por el Caribe.

Fuente: Télam

Comentarios